Skip to content
Introducción

Menéndez Pelayo ya la definió hace un siglo como una obra que en su esencia era radicalmente inmoral. Mientras que Juan Eugenio de Hartzenbusch reconoció A secreto agravio, secreta venganza como una de las mejores obras de Calderón y aún una de las mejores del teatro, aunque si bien era cierto que ofendía a la moral. Y es que hemos de reconocer que el “honor calderoniano” es un honor cruelmente severo e inflexible, en cuyo nombre la venganza es siempre lícita. La traducción de A secreto agravio, secreta venganza a las formas reconocibles del thriller nos permite tomar ventaja respecto a este empeño: asentar un debate sobre la pervivencia en la sociedad española contemporánea de modelos de relación afectiva que permitan justificar un asesinato execrable.

Equipo

Dirección 

Pedro Hofhuis

Versión

Pablo Bujalance

Idea original y asesor de verso

José Carlos Cuevas

Vestuario

Carmen Baquero

Ayudantes de dirección

Miguel Navarro y Lorena Roncero

Espacio escénico, sonoro y diseño

Pedro Hofhuis

Música

Jose Manuel Padilla

Producción

Jóvenes Clásicos

Reparto

Rubén del Castillo

Lorena Roncero

David Mena

Jose Carlos Cuevas

Mai Martín

Representaciones

Torremolinos, Málaga

27 de noviembre

Benalgalbón, Málaga

28 de noviembre

Iznájar, Córdoba

4 de diciembre

Galería de imágenes